Get Adobe Flash player

Los visitantes extranjeros tiran de la subida del turismo en 2017

Frente a la imagen tradicional de Córdoba como un destino de turismo interior, los datos aseguran que es precisamente el cliente extranjero el que está sosteniendo el día a día de un sector que, cada vez más, habla otros idiomas. Esas son las cifras que ofrece la Encuesta de Coyuntura Turística (EOH), que publica el Instituto Nacional de Estadística, y que es uno de los sondeos más usados por el sector para conocer cómo anda. La conclusión principal es que el cliente foráneo se consolida como el puntal de esta actividad en Córdoba y su crecimiento de enero a octubre de este año frente a las cifras del pasado 2016. Unos incrementos de visitantes y pernoctaciones modestos, pero suficientes para que los datos sean buenos aunque con luces y sombras a estas alturas del año. Según las cifras estadísticas difundidas en el día de ayer, hasta el mes de octubre pasado visitaron Córdoba

capital un total de 864.120 turistas, lo que representa un 1,5 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior (12.500 visitantes nuevos). Estos turistas dejaron 1.372.857 pernoctaciones, apenas un 0,8 por ciento más (unas 11.000 nuevas). El protagonista de estas cifras es el visitante extranjero que acumula ya siete meses seguidos creciendo en Córdoba. De enero a octubre pasaron 431.557, un 6 por ciento más que en 2016. En concreto, en octubre pasado el aumento rozó el 10 por ciento (el segundo más alto del año). Fueron 52.502 las personas de fuera de España que recalaron en la ciudad (casi cinco mil nuevas). La cara más sombría del sondeo la representa el turista nacional que acumula ya en Córdoba durante 2017 seis meses de caídas interanuales. Según los datos del INE, en los diez primeros meses de 2017 llegaron a Córdoba 432.563 visitantes españoles, un 2,7 por ciento menos que en el mismo tramo temporal del año anterior. Sólo en
octubre, el decremento llegó al 11,2 por ciento, el peor dato del año con 46.219 turistas (casi séis mil menos). Fue ligeramente mejor que en septiembre. La salida de la crisis económica es, en contra de lo que pudiese parecer, una mala noticia para las empresas cordobesas en este segmento del cliente nacional. A más empleo y más renta familiar disponible, crecen también los viajes más largos donde las familias se dejan más dinero. Seis años seguidos A estas alturas del año hay dos lecturas que se pueden hacer de los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera. Por un lado, en el reparto de nacionalidades de los turistas, los nacionales y extranjeros están ya a la par, cuando hace unos años la proporción era favorable a los primeros en un 60 por ciento. La segunda es que la barrera del millón de turistas que pasarán por Córdoba este año está de nuevo a tiro de piedra. El año 2017 sería el sexto consecutivo en el que el turismo crece en Córdoba. En el lado de las pernoctaciones, el paisaje es similar según la EOH. Hasta el mes de octubre, se contrataron 1.372.857 noches de hotelen Córdoba, apenas un punto más que en el Mismo periodo de 2016. En octubre hubo un incremento del 2,3 por ciento con 3.612 pernoctaciones más, gracias, eso sí, a que los turistas extranjeros cerraron casi un 12 por ciento más de contrataciones, mientras que los turistas españoles dejaron un 6 por ciento atrás. En total, los visitantes españoles han contratado hasta octubre un dos por ciento menos de habitaciones mientras que los extranjeros repuntan en un 4,2 por ciento dentro del a tendencia ya comentada. El reparto del mercado sí tiene una mayor diferencia para los turistas nacionales que siguen cerrando más noches de hotel pero ven llegar cerca al mercado exterior. Sobre la estancia media no hay noticias nuevas. Sigue estancada en parámetros muy bajos. en concreto, el pasado mes de octubre, aunque se alcanzó el mejor dato de 2017 con 1,66 días por turista apenas si varío en décimas el dato de 2016. El promedio del año es incluso una décima más bajo que en 2016: 1,59 días frente a 1,60 días.