Get Adobe Flash player

La Navidad en azul europeo

La Navidad en azul europeo Siete patios abren sus puertas hasta el próximo 4 de enero con el elemento en común del homenaje a la candidatura de Córdoba a la Capitalidad de 2016.

 

Una alfombra de varios metros de longitud y algo menos de uno de anchura conduce al interior de un patio. En los balcones hay abundante decoración en el mismo color y en las paredes hay guirnaldas con bolas colgadas en las que domina el mismo tono. También hay pequeñas bombillas de Navidad bajo un translúcido plástico y hasta hay cortinas a juego con todo lo anterior. El rojo y oro ha dado paso al azul, sin duda alguna, en estos singulares puntos del Casco Histórico. El tributo a la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Cultural de 2016 es más que claro. Así lo han querido los propietarios de los siete patios que este año han abierto sus puertas por Navidad -Maese Luis, 22; Carbonell y Morand, 20; Isabel II, 1; Pozanco, 6; Pastora, 2; Juan Tocino, 3; y Frailes, 6. Pretenden, en mayor o menor medida, aportar su grano de arena a este ilusionante proyecto de ciudad mediante una actividad que se mantendrá hasta el próximo 4 de enero.

Pero, lógicamente, al margen de este singular tributo a Córdoba 2016, en estos patios se respira un ambiente típico de Navidad mezclado con los elementos propios de estos recintos. Llaman la atención los belenes instalados en los patios de las calles Pastora, Juan Tocino, Isabel II y en La Palma, 3, si bien el propietario de este último ha declinado la posibilidad de sumarse a la fiesta Navidad en los Patios de Córdoba. De todos ellos, sin embargo, el que resulta más llamativo es el de la calle Pastora, propiedad del secretario del colectivo Claveles y Gitanillas, Rafael Barón. Montado en el zaguán de la casa, este Nacimiento destaca por su estilo napolitano. Los Reyes Magos, en cabalgata, se dirigen al portal en caballo, elefante y camello en lugar de hacerlo en tres camellos como suele ser habitual. En el caso del patio de la calle Juan Tocino, su titular ha optado por colocar en su patio un misterio con figuras de grandes dimensiones, mientras que el de la calle Isabel II tiene un Belén de mayor superficie.

Los elementos navideños no se quedan exclusivamente en los belenes montados en algunas de estas siete casas del Casco Histórico. También hay abundantes flores de pascua -también llamados pascueros-, panderetas y hasta gastronomía típica de esta fiesta. Barón se refirió así a la posibilidad que tienen los visitantes de degustar una copa de anís y tomarse un mantecado, todo ello aportado por diversas casas comerciales que han colaborado con Claveles y Gitanillas para la organización de la Navidad en los Patios Cordobeses. Este capítulo se cierra con las 2.000 botellas de aceite enviadas por la denominación de origen de Baena.

Es una Navidad muy especial y tradicional la que se vive en los patios. Los visitantes valoran precisamente eso y estos elementos son los que hacen que se desplacen a estos puntos del Casco Histórica en busca de una dosis de Navidad. Pero esta actividad "mejorará" aún más en los próximos días, como así lo pone de manifiesto Barón al explicar el programa que se desarrollará estos días en los patios. En concreto, son reseñables los conciertos de villancicos que ofrecerán el grupo Jácara y el coro Yerbabuena en cada una de las viviendas que se han sumado a esta iniciativa. El primero de ellos tendrá lugar el próximo jueves en el patio de la calle Frailes, 6, y el último será el día 2 de enero en Juan Tocino, 3.