Get Adobe Flash player

CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 2)

 

 

 

Barrio árabe En el análisis de las distintas razones por las que Córdoba pudiera ser nombrada capital cultural de Europa en 1992, análisis ya comenzado con la publicación de un primer artículo, que pretendía simplemente presentar la geografía de la provincia y de su capital con características cien por cien europeas, intercalábamos una nota oficial recogida por un medio de comunicación que precedía a otra publicada por el mismo medio el día 20 de noviembre pasado y que decía lo siguiente: «Las universidades iberoamericanas apoyan a Salamanca como Capital Cultural»


«Las 60 universidades de 23 países que se encuentran integradas en la Universidad Iberoamericana de Posgrado han expresado su apoyo a Salamanca como Capital Cultural Europea en 1992. Incluso -sigue diciendo la nota- en los presupuestos municipales de este año se contemplan fuertes inversiones de cara a promocionar la ciudad y llevar a cabo un plan de embellecimiento de la misma...».


Pienso, sin embargo, que esto no es suficiente. El Ayuntamiento, simplemente, no creo que sea capaz de sacar esto adelante. Sugeriría, una labor muy conjuntada de otras Instituciones como la de la Diputación Provincial, Cabildo Catedrático, Universidad y todos aquellos antes locales y provinciales que estuvieran dispuestos, sin la apatía que se atribuye al cordobés, a luchar por una Córdoba realmente «CULTURAL» que como voy a seguir intentando de mostrar a lo largo de mis artículos, hasta el momento, ha tenido muy bien ganada su fama en épocas anteriores.


Partiendo de la base que, la investigación prehistórica en nuestra provincia es aún muy joven y que, por tanto, queda aún mucho por descubrir, podemos afirmar, sin embargo, que nuestras primeras razones «culturales» se inician ya durante el Paleolítico Inferior, etapa larguísima del cuaternario. Durante el Pleistoceno, etapa que se caracterizó por el glaciarismo aunque las sierras cordobesas y la campiña a la que nos referíamos en el artículo anterior, no debieron sufrir grandes cambios a los que hoy conocemos, debido, fundamentalmente, a su privilegiada y atemperada situación.


Siguiendo, en este análisis, a nuestra apreciada Ma Dolores Asquerino, profesora de Prehistoria en nuestra Universidad, esta Ia etapa puede situarse entre los años 500.000 y 8.500 a J.C. siendo estas fechas, desde luego muy es_timativas: «tomadas en base a la cronología conocidas en otros puntos de la región en los que existen yacimientos de la misma etapa...».


Este primer período, comprende dos complejos industriales, llamados Paleolítico Inferior arcaico que serían llevados a cabo por los primeros hornos habilis y erectus cordobeses y que vivieron aproximadamente hasta los años 100.000, siendo estos fabricantes de utensilios, razón por la que se les conoce con el sobrenombre de los de la Industria de Cantos Rodados, y el segundo complejo industrial del paleolítico inferior llamado el Achelense «encuadrable entre el 150.000 y 50.000 antes de nuestra era, representando un gran cambio tecnológico y un notable avance industrial respecto al anterior...».


A este respecto, la profesora mencionada nos sigue informando de la aparición de las dos etapas del paleolítico inferior en zonas comprendidas entre Almodóvar de Río, Posadas y Palma de Río y en el mismo Valle del Guadalquivir, en el que los restos que las citadas industrias líticas bifaces son de extraordinaria calidad.


Durante el Paleolítico Medio se estudia ya un nuevo tipo humano cordobés. Será el que inicie una nueva industria Lítica, de origen más europeo y que será Ilamada; «La Levallois» durante todo Musteriense en el que se desarrollará el Neandertal.


Este nuevo personaje habito entre los años 50.000 y 25.00C J.C. como dice la profesora mencionada: «en un ambiente climático bastante hostil, frío y húmedo, extinguiéndose después siendo sustituido por el Homo sapiens sapiens, que incluso llego convivir con el Neandertal...»


Había aparecido por tanto en la geografía cordobesa el tercer tipo humano que desarrollaría su actividad cultural en la industria del Musteriense hacia el sur de la provincia en la inmediaciones de Sta.Cruz «Cortijo de la Reina», entre el río Guadajoz y Baena en la Laguna del Zoñar muy cerca Aguilar de la Frontera, en los aledaños de Puente Genil e igualmente cerca del Montilla. Así mismo y muy recientemente han encontrado restos del Paleolítico Medio en la Cueva de Cholones (Zagrilla) ya en las Subbéticas.


En la tercera y última etapa c Paleolítico llamada Superior coincidente con el último período del Pleistoceno, la época del glaciarismo del Cuaternario, el autor de la industria cultural cordobés es decir el Homo sapiens, sapiens nuestro inmediato predecesor desarrolló la misma entre el 25.000 y el 8.000 a J.C.


Hemos de decir, sin embargo que, hasta el momento presente no se ha encontrado restos «culturales» de paleolítico superior en nuestra provincia, a pesar del hallazgo de algunos materiales «sin contexto estratigráfico y, por tanto, de atribución insegura...


Durante el epipaleolítico, aproximadamente entre el 8.500 6.500 a de J.C, ya en el período boreal con una dulcificación climática del Holoceno se va a producir en nuestra provincia una serie de cambios medioambientales, que producirán una determinada crisis alimentaria. El cordobés de esa época buscará formas alternativas en el alimento ya que si le herbívoros de los que anteriormente se alimentaban desaparecen por extinción ocurrirá al consumo de pequeños roedores, reptiles, caracoles, aves pequeñas vegetales silvestres.


Su industria cultural entonces reducirá enormemente las dimensiones de los utensilios y producirá unos útiles de silex que son pequeñas piezas geométricas que servirán como armaduras d armas arrojadizas, para cortar, raspar como las encontradas en la Fuente del Carmen, en la localidad de Zuheros, además de otro varios yacimientos separado como los de Cabra, Peñarroya Pueblonuevo y algunos otros ya cimientos sin terminar de escaba en Sierra Morena.


Finalizando estos apuntes sobre el Paleolítico Inferior, medio, superior, y el epipaleolítico de nuestra provincia, los mismos, nos introducen en el Neolítico.

 

 

 

CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 5)

              En este nuevo artículo, tratando de demostrar, mucho más profundamente aún, las razones por las que, la Administración Central debería de conceder la titularidad a Córdoba de la Capital Cultural de Europa en 1992, hemos de matizar el punto final anterior que trataba de la Córdoba visigoda, en un intento de clarificar en esta época, no sólo su desarrollo político al que nos referíamos en el anterior escrito, sino, las razones socio-culturales de esas tres etapas mencionadas...

CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 1)

            A través de los distintos medios de comunicación, prensa, radio y televisión, conocemos, desde hace varios meses ya, la noticia de que nuestra ciudad de Córdoba es candidata a la Capitalidad Cultural de Europa.Tal evento se celebrará escogiendo a una de las cinco candidatas, y el mismo dará honor y prestigio a la elegida, mientras que por otro lado, y también en nuestro propio país, se estarán celebrando la «Exposición Mundial de Sevilla y los juegos Olímpicos en Barcelona.Un a...

CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 2)

      En el análisis de las distintas razones por las que Córdoba pudiera ser nombrada capital cultural de Europa en 1992, análisis ya comenzado con la publicación de un primer artículo, que pretendía simplemente presentar la geografía de la provincia y de su capital con características cien por cien europeas, intercalábamos una nota oficial recogida por un medio de comunicación que precedía a otra publicada por el mismo medio el día 20 de noviembre pasado y que decía lo siguiente: «Las unive...

  • CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 5)

  • CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 1)

  • CORDOBA: CAPITAL CULTURAL DE EUROPA EN 1992 (Parte 2)

Luis Recio

Restaurante Bandolero