Get Adobe Flash player

El recurso de la Capitalidad Cultural llega a la Audiencia Nacional

El recurso de la Capitalidad Cultural llega a la Audiencia Nacional La queja del Ayuntamiento de Córdoba y del resto de las ciudades que se han quedado sin ser la sede de la Capitalidad Cultural Europea de 2016 en beneficio de San Sebastián llegará esta semana a la Audiencia Nacional. El bufete de abogados de Mariano Aguayo, al que el Consistorio cordobés encomendó el pasado julio la defensa de los intereses de la ciudad ante el Ministerio de Cultura tras su decisión sobre 2016, presentará esta semana un recurso en la Audiencia Nacional una vez que el Gobierno diera por cerrada hace diez días la investigación sobre la elección de la urbe donostarria.
El titular del citado despacho, Mariano Aguayo, confirmó ayer a ABC que la apelación a la Audiencia Nacional se produce porque «creemos que el Ministerio de Cultura no ha cumplido con su compromiso de investigar de un modo transparente cómo se seleccionó a San Sebastián». Al tratarse de una decisión de un ministerio, el recurso contencioso-administrativo ha de dirimirse en el alto tribunal ya citado. Aguayo lamentó que la cartera ministerial que dirige Ángela González-Sinde «no nos ha facilitado, ni a nosotros ni al resto de las ciudades excluidas, el expediente en el que se basa la selección de San Sebastián, ya que la única noticia que tenemos al respecto es una nota de prensa en la que se comunica que se cierra la investigación porque considera que todo el proceso ha sido objetivo».

El letrado recordó que la iniciativa de recurrir a la Audiencia Nacional «está respaldada por el Ayuntamiento de Córdoba y por varios miles de vecinos de nuestra ciudad, que en su momento entendieron y siguen entendiendo que Cultura no obró de acuerdo a un criterio justo».

Hay que recordar que el Ministerio de González-Sinde dictaminó el pasado 15 de septiembre que en la elección de San Sebastián, gobernada por Bildu desde las elecciones municipales de mayo, no hubo conductas parciales, ni comportamientos sospechosos ni incompatibilidades y que todo el proceso se desarrolló conforme marca el protocolo establecido. Así, el Gobierno hizo oídos sordos al compromiso de una de las componentes del jurado con San Sebastián y con el Gobierno vasco y reclamó que todo el proceso fue «correcto y objetivo». Tampoco hizo caso de la denuncia recibida por el alcalde de Córdoba de que había sugerido mejoras a la ciudad vasca, alegando que no había nexos causales.
Motivaciones políticas

De manera que el Ministerio de Cultura se cerró en banda en que el proceso fue correcto pese a que no pidió más prueba que una declaración firmada de la implicada. Se trató de la conclusión a la que ha conducido la investigación abierta en julio por el Gobierno central ante la protestas de las cinco ciudades que no fueran elegidas, encabezadas por Zaragoza y Córdoba, por pensar que detrás de la decisión del jurado había una motivación política. Para el Ayuntamiento de Córdoba, sin embargo, nada ha cambiado. El alcalde, José Antonio Nieto, aseguró en cuanto se conoció el informe de Cultura que continuará con la vía judicial que ahora llega a la Audiencia Nacional.